Al otro lado de la luz

El desierto de Atacama te agarra por dentro. La inmensidad con la que se presenta es descarada. Su claridad ciega y engaña al viajero. Lo seduce y no le deja ver lo que esconde cuando cae la noche. El desierto más árido del mundo te invita a pasear en las horas próximas al atardecer entre valles y caminos confundidos a la hora de tomar cualquier dirección. El viajero se siente observado ante todas esas caras dibujadas en los montículos de sal y arena. Son los rostros maquillados con arcilla y grava, adornados con gemas y cuarzo.

Todo es un tapiz de múltiples marrones y formaciones rocosas bordeadas por el viento, viejo escultor que trabaja con esmero y esculpe Tres Marías a modo de oración. El viajero no da cabida a los estudios geológicos y sigue preguntándose por los relieves en escorzo provocados por la erosión de miles de años; por los mares de arena y una ola mayor que se convierte en duna que corona la topografía lunar. Montañas que se parecen a la espina dorsal de un diplodocus y se encadenan creando la Cordillera de la Sal.

En ese territorio vasto que empequeñece a cualquiera, la muerte se concreta en la falta de vida engullida por millones de granos de arena. La cara amable del Valle de la Luna se resguarda cuando desaparecen los tonos anaranjados, azules y rosas. Con la caída del sol se destapa el reino de las sombras, los silbidos de los vientos escondidos y la bajada de las temperaturas. Llega el miedo y la cara oculta del desierto.

Vista del Anfiteatro, Valle de la Luna

Anuncios

One response to “Al otro lado de la luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: