Un ratito

Por el barrio Santa Cruz; M.Krohn

Dejé el verano unos días para toparme con cientos de naranjos atestados de esféricas naranjas amenazantes rumbo al suelo.
Los geranios me tendían la mano y me ayudaban a colarme por la ventanas donde salía ese olor a puchero. Un sorbo de caldo y tiro pá la plaza a ver pasar la gente.
El sol de invierno me calentó la oreja y me dejó anestesiado a la hora del café. El abrigo que pidió frío para no sentirse tan abandonado.
Cada desconchón un abismo blanco para perderme en las historias de los rincones.
Con las manos en los bolsillos, rememoré cada adoquín para que no se me olvidase la cuenta. Paseando sin rumbo pero sabiendo muy bien dónde quería ir.
Recuerdos que dieron un respingo desde lo más hondo de mi memoria para explayarse ante mis ojos.

Ya es madrugada y se congela la poca hierba de los jardines.
Solitaria noche de martes víspera de festivo.
Espérame un ratito que ya mismo vuelvo para otra vez irme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: