Hermanos de la luna

El menú diario de Juan y Raimundo es agua de una botella de jugo tuttipapaya y una hallulla con jamón de pavo. Viven entre cartones en la esquina de Baquedano. Sentados en corro como si jugasen sus destinos a las cartas, la vida cada día les lanza un órdago. Con la borrachera de sueños incumplidos conversan sin mayor filosofía que la de los diarios gratuitos abandonados a la suerte del viento. La vida puede ser tan perra que cuando se alegran es porque los días son más largos y la noche cargada de vino tinto llega con retraso.

Santiago se va a dormir entre luces que animan al insomnio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: