Tuk Tuk Travels: dos profesores a tres ruedas

Nik, Rich y Tommy Tembo. / TUK TUK TRAVELS

Nik, Rich y Tommy Tembo. / TUK TUK TRAVEL

Nick y Rich son dos profesores ingleses. Tommy Tembo, el nombre de su tuk-tuk, un triciclo indio es su compañero de viaje. Los tres tienen un objetivo: hacer conciencia del estado internacional de la educación.

TUK TUK TRAVELS,  tiene como desafío recaudar fondos para fomentar distintos proyectos educativos en países en desarrollo. Hace unos días pasaron por Lilongwe, Malawi, tras dejar Inglaterra el día después de las Olimpiadas. “En Europa y Norteamérica no apoyamos proyectos, simplemente nos sirve de escala para llegar a nuestros destinos”.  En Egipto es donde empezó el verdadero reto tras cuatro semanas haciéndose a la carretera.

Con esta expedición estos profesores quieren hacer conciencia de cómo la clase política mira hacia otro lado en  cuestiones relacionadas con la materia docente. Los números publicados el pasado junio presentan 61 millones de niños  sin escolarizar en todo el mundo. De ellos 31 millones viven en el África sub-sahariana. A pesar de ser una acción complicada, ellos están dispuestos a aportar su granito de arena para intentar rebajar la cifra de 72 millones de no escolarizados que la UNESCO prevé para 2015.  En el siguiente enlace, en inglés, se puede echar un vistazo al informe realizado en 2008 con las miras puestas a dentro de dos años: http://unesdoc.unesco.org/images/0015/001548/154820e.pdf

Tommy Tembo en camino

Tommy Tembo en camino

“Nuestra generación está fracasando. Nada cambia. Los gobiernos se comprometen a cumplir objetivos que nunca cumplen. Nadie sabe, nadie se queja” son las palabras de estos aventureros que quieren que los objetivos de la comunidad internacional para el nuevo milenio no se queden en palabras que se lleva el viento.

También especifican que ir al colegio no es obtener una educación. Por el camino se han encontrado con cientos de jóvenes que abarrotan clases, ausencia de profesores o lecciones bajo un baobab. Se deben encauzar las medidas para otorgar las herramientas necesarias que hagan de la educación “el arma que se usa para cambiar el mundo”. Esta frase de Nelson Mandela, que está impresa en las tarjetas de visita de Nick y Rich, es la base de esta expedición que llevan pensando desde hace siete años.

El propósito se concibió tras un primer encuentro con una tuk tuk en Nepal. Nick y Rich daban clases como voluntarios. La idea salió del bar donde según el padre de Nick nunca debió salir.  Las ganas no se quedarían esta vez entre cervezas y sueños quebrantados. Los escépticos de esta iniciativa, empezando por sus familias, observaron cómo la empresa tomaba forma y tras conseguir diversos apoyos y ahorrar durante más de cuatro años estaban listos para echarse a la carretera.

El 100% de las donaciones va a parar a los distintos programas educativos. Estamos en proceso de subir a nuestra web los siete proyectos que hemos encontrado en África y vamos a apoyar”.  A pesar del reducido espacio de la tuk tuk, llevan todo lo necesario para filmar los proyectos para que el donante pueda elegir y saber dónde va el dinero.  Además a través del videoblog de su web se pueden seguir los episodios de esta gran odisea.

Atrás quedó el desierto de Sudán, los días sin ducha y  faltos de provisiones. Lugares sin asfaltar y carreteras secundarias que favorecen el acercamiento a las personas y a la cultura. “¿Cuántos niños estarían interesados en lo que estamos haciendo si bajásemos de un 4×4?”.

A pesar del miedo a quedar tirados en la carretera, las incomodidades del medio de transporte y las adversidades del camino, las sonrisas de los niños, el calor humano y la amistad han hecho que estos dos amigos miren hacia delante.

La “estúpida” idea ha ido tomando forma de manera lenta, como los escasos 50 kilómetros hora de su tuk tuk, para convertirse en realidad.  Hasta la fecha, 6.400 libras y 84 donaciones.

Han sido apedreados en Etiopía, acusados de espías en Egipto y han empujado a Tommy Tembo en las arenosas tierras del lago Turkana.  En Francia pincharon una rueda y auguraron lo peor para el continente africano. Sin embargo, ahora van camino de Zimbabue y tienen en el horizonte un largo trayecto que les llevará por Asia y América. Y de Buenos Aires a casa por Navidad.

Si lo consiguen, además de haber concienciado por una mejor educación mundial, tendrán el reconocimiento de ser los primeros en dar la vuelta al mundo en una tuk tuk.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: