Malawi, un destino tranquilo

Malawi es un desconocido. Cuando supe que venía a vivir aquí tuve que mirar en el mapa dónde estaba. Mis amigos y mi familia se preguntaban qué iba a hacer yo en uno de los países más pobres del mundo. No lo sabía ni yo.

Lo único que la gente llegaba a saber es que Madonna había adoptado a dos niños del país. Las noticias en las hemerotecas de los periódicos eran bastante clarificadoras: menos de un dólar al día, SIDA, sequía, hambruna.

Sin embargo, hay mucho más Malawi que las bad news is good news o los hijos de Madonna.

Lo que no se escribe de Malawi, e intento hacer desde que estoy aquí, es resaltar todo lo positivo, eso que no suele interesar en las agendas de la mayoría de los medios: culturas y viajes.

Pescador de Senga Bay contemplando el lago

Pescador de Senga Bay contemplando el lago

Me sorprendía cuando National Geographic resaltaba hace más de un año que Malawi era uno de los destinos para este año 2013. El aniversario de Livingstone, considerado el padre de la patria del pequeño país sudafricano, era quizás el principal motivo de peso junto con un turismo que comenzaba a despegar.

Ayer, mientras navegaba por las diversas informaciones viajeras me encontraba con que Lonely Planet volvía a colocar a Malawi en su top 10 de países para visitar en 2014, información que hoy también recoge El Viajero

Yo no soy partidario de listas. Las siete maravillas del mundo, las mejores ciudades o playas, los peores aeropuertos … todo me parece una simple orquestra marketera para alzar o reventar destinos. Pero es curioso que uno de los países más desconocidos del mundo aparezca dos años consecutivos en estos apartados. Algo habrá.

Ahora, cuando se vislumbra a lo lejos la partida, me animo para aprovechar un turismo ecológico junto a una gente hospitalaria y muy relajada. Los viajes tranquilos, sin grandes multitudes. Safaris sin masificar y la gran noticia de la vuelta de los “cinco grandes” al parque nacional de Majete. Naturaleza sin el estrés de Kenia, Tanzania o Sudáfrica.

El lago, un acuario como pocos en este mundo, derrocha playas desiertas con aguas cristalinas e islas para perderse de norte a sur. Deportes acuáticos y pesca para pasar los días entre barbacoas de chambos. 

Con cordilleras herederas del Valle del Rift, el senderismo es otra excusa a la que se une la escalada del Mulanje, montaña más alta de la zona sur del continente africano. Además, las numerosas reservas forestales hacen que afloren casas rurales en mitad de los bosques repletos de mopane para combinar campo y desconexión.

“El corazón caliente de África” eslogan usado por el propio país para vender su imagen, puede que sea otra ambición publicista pero recoge la esencia de las gentes de Malawi. Un país para principiantes en África que sin hacer mucho ruido se da a conocer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: