Archivo mensual: enero 2014

Yomads, no se aceptan cuarentones

Yomads prepara viajes únicos para aquellos jóvenes intrépidos con ganas de aventura y tiempo libre.

En los últimos años han prosperado agencias de viajes que intentan amoldarse a las necesidades de todo tipo de personas. A las conocidas vacaciones de “envejecimiento activo” de nuestros abuelos, se unieron los viajes programados para toda la familia, viajes solidarios, rutas para solteros, para la comunidad homosexual y ahora parece que el mercado da un giro para enfocarse al viajero más joven.

Jóvenes nómadas en un viaje por Nueva Zelanda/ @yomads

Jóvenes nómadas en un viaje por Nueva Zelanda/ @yomads

Yomads es el resultado de un conglomerado de agencias de viajes europeas y norteamericanas que ofrece rutas alternativas para trotamundos entre 20 y 40 años. La edad es importante debido a que define el público para el que se enfocan estos viajes. Los “jóvenes nómadas” ya tienen una agencia que aúna personas de distintas nacionalidades en busca de aventuras y que intentan desvincularse de los trillados itinerarios turísticos y no preocuparse por el apretado programa al detalle vendido desde casa.

Poniendo en la balanza atractivas actividades y visitas obligadas, Yomads intenta hacerse un hueco con rutas alternativas que se reparten por nuestro planeta. Aunque en sus itinerarios se puedan encontrar visitas clásicas como Macchu Pichu o las cataratas Victoria, estas paradas forman parte de una aventura donde la naturaleza cobra protagonismo. Así, se ofrece la oportunidad de internarse en la selva del Amazonas, hacer excursionismo por los alrededores del campamento base del Everest, recorrer la Gran Muralla China o hacer espeleología en Eslovenia. Para ello hay que estar en forma y ya lo advierten en su página web donde se detallan los niveles de aptitud física para cada uno de los destinos. Montañismo, escalada, piragüismo, rafting, descenso de barracos, rutas en bicicleta, puenting… un abanico de posibilidades que requiere un cuerpo en buenas condiciones.

Sin embargo, no todo va a ser exprimirse físicamente. A la adrenalina le acompañan descansos en paradisiacas playas, chapuzones en aguas cristalinas, safaris o paseos por los mercados locales.

El turismo responsable es otra de las premisas de Yomads que además favorece la interacción cultural con los locales. Se organizan visitas a pueblos de pescadores, participaciones en ceremonias hindúes en el Ganges, noches desérticas junto a los bereberes, clases de comida típica o lecciones sobre la medicina empleada en las montañas de Nepal. El acercamiento a las costumbres y hábitos del lugar es otro de los sugerentes factores que se dejan entrever en los itinerarios Yomads.

Ruta en globo sobre los templos de Bagan en Birmania / ©yomads

Ruta en globo sobre los templos de Bagan en Birmania / ©yomads

Frente a la milimétrica organización de muchos operadores de viajes, la libertad de actuación es algo meditado en estos destinos. Si se echa un vistazo a los itinerarios se puede observar cómo la flexibilidad es esencial en los programas. Se da tiempo al visitante para dar rienda suelta a la curiosidad, explorar, hacer compras, hablar con los habitantes, pararse a cenar en un restaurante deseado o perderse en el bullicio de la noche. Yomads valora el tiempo para uno mismo.

Con este proyecto se abre una nueva oportunidad para aquellos intrépidos veinteañeros y treintañeros que además de pasar una experiencia inolvidable estén dispuestos a rascarse el bolsillo. La mayoría de los itinerarios superan los 1000€ excluyendo ciertas comidas y sin contar con los gastos en vuelos.

Yomads, que inició su andadura a finales del pasado año, dará comienzo a sus operaciones en el próximo mes de marzo.  La compañía se dispone a convertirse en un referente para aquellos que no sobrepasen la cuarentena y que quieran hacer de sus vacaciones una combinación de aventura al aire libre, interacción cultural y descanso.


El último viaje de Leguineche

El periodista y escritor Manuel Leguineche /©©fotosimagenes

El periodista y escritor Manuel Leguineche /©©fotosimagenes

En la mañana de ayer fallecía a los 72 años Manuel Leguineche, uno de los periodistas más importantes de España. Numerosos son los halagos de compañeros de profesión y amigos que le recuerdan en artículos que pueblan los medios de comunicación en el día de hoy.

Algunos lo califican de maestro de periodistas, genio del reporterismo y jefe de una tribu, la de los corresponsales de guerra, en la que se agrupan periodistas como Enrique Meneses, Ramón Lobo, Gervasio Sánchez, Javier Reverte, Javier Espinosa, Enric González o Arturo Pérez Reverte. Otros lo denominan como nuestro Kapuściński, del que precisamente hoy, 23 de enero, se cumplen 7 años de su muerte.

Seguro que Leguineche no quería robarle protagonismo al periodista y escritor polaco y se quiso ir un día antes. Por un día, este en 1965, Leguineche perdió una apuesta ya que no pudo emular al personaje de Verne, Phileas Fogg, completando la vuelta al mundo en 81 días. De esa experiencia publicó quizás su libro más conocido El camino más corto. Fue una de sus primeras publicaciones, junto a Los Topos, coescrita con Jesús Torbado, y se ha convertido en un clásico del periodismo de viajes.

Porque lo que le gustaba a Leguineche, Manu para los amigos, era viajar. Pudo sentarse en la dirección de grandes medios pero prefirió los viajes y sus libros. Se formó en la guerra y desde que tenía 23 años contó lo que pasaba en la calle a pesar de que no se licenció hasta 1971. Su primer destino fue el conflicto entre Pakistán e India y le siguieron sus crónicas sobre Vietnam, Nicaragua, Marruecos, Chipre o Guinea Ecuatorial.  Jugaba con las palabras desde joven y su firma se convirtió en habitual en diarios, seminarios y revistas especializadas en viajes.

Fundó las agencias de noticias Colpisa y Fax Press y los que trabajaron con él hablan de su honestidad para con la profesión, la periodística, y de cómo sufría en los últimos tiempos con el deterioro de la misma. Sus reconocimientos periodísticos son extensos consiguiendo entre otros el Premio Nacional de Periodismo, el Ortega y Gasset o el Cirilo Rodríguez. Este aficionado del Athletic cuenta además con una prolífica actividad como escritor de libros. A los ya mencionados El viaje más corto y Los Topos se sumarían La Tribu, En el volcán, Yo pondré la guerra y otros más hasta El club de los faltos de cariño, su último libro escrito en 2007.

Para el recuerdo ahí están sus libros o algunos de sus últimos artículos en El País.   Emprendió su último viaje uno de los grandes del periodismo de este país, un viajero. Sus últimas reflexiones sobre la literatura de viajes se pueden leer en esta entrevista compartida de 2004 con su amigo Javier Reverte.


Nigeria endurece su legislación antihomosexual

Protesta en Uganda en favor de los derechos de los homosexuales /©©riekhavoc

Protesta en Uganda en favor de los derechos de los homosexuales /©©riekhavoc

El gobierno nigeriano liderado por Goodluck Jonathan ha aprobado esta semana la ley The Same-Sex Marriage (Prohibition) Bill por la que prohibe el matrimonio entre personas del mismo género. Además esta legislación endurece las condenas de prisión por actividades homosexuales hasta 14 años. También incluye una pena de 10 años por pertenecer a cualquier grupo de apoyo a la comunidad LGBT.

Esto supone un contratiempo para distintos programas internacionales que trabajan con colectivos LGBT para paliar la situación de HIV/SIDA asentada en  Nigeria. Las organizaciones estarían incluidas en estos grupos de ayuda por lo que sus proyectos de educación sexual pueden verse perjudicados.

Nigeria sigue el paso de Uganda y otros países subsaharianos donde la persecución a homosexuales ha empeorado en la última década. El artículo Represión contra las minorías sexuales en Nigeria publicado hoy en GuinGuinBali detalla esta restricción de las libertades que se produce en el territorio nigeriano.


Las conexiones de Joyce Banda y Paramount Group

A mediados del pasado año la presidenta de Malawi, Joyce Banda, ponía a subasta el jet presidencial que el fallecido Bingu wa Mutharika había obtenido en 2009 por un valor de 8 millones de libras. Con la pésima situación en la que la mayoría de la población malauí vive, la acción de Banda fue aplaudida y con la recaudación de la venta, 15 millones de dólares, se ayudó a paliar el hambre en el país 

Sin embargo, la austera decisión parece darle una bofetada a la presidenta a tan sólo cuatro meses de las elecciones presidenciales. Los periódicos locales han apuntado que Joyce Banda está utilizando para sus desplazamientos el jet presidencial que ella misma subastó.

A pesar de que una empresa registrada en las Islas Vírgenes Británicas se hizo con la puja del jet, el avión ha acabado en Sudáfrica y bajo la compañía de Paramount Group, líder mundial en defensa y seguridad privada. Se desconocen los detalles de cómo se ha producido esta operación. Pero todo apunta a que el director ejecutivo de Paramount Group, Ivor Ichikowitz, deja prestado el anterior jet de Malawi a la presidenta Banda sin coste alguno para los contribuyentes malauíes.

Lo que el gobierno considera como un gesto de caridad de un amigo de la presidenta no parece tan claro para la ciudadanía y más cuando recientemente Paramount Group ha obtenido un contrato armamentístico con el gobierno. El pasado mes de noviembre se cerraba un acuerdo por el que Malawi adquiría siete patrulleros para velar por la seguridad del lago Malawi. Además, la relación de Banda con la empresa de Ichikowitz quedó al descubierto cuando el periódico británico The Daily Telegraph publicó que la fundación familiar de Ichikowitz estaba asumiendo los costes de una campaña mediática en favor de Joyce Banda. Se negó entonces relación alguna entre la asesoría a la presidenta y el contrato de los botes armados.

El gobierno de Malawi no ha aportado información acerca de estas negociaciones que debilitan la candidatura de la presidenta a las elecciones de mayo. Para conocer más sobre la conexión entre Banda y Paramount Group se puede leer el artículo publicado hoy en GuinGuinBali, El gobierno de Malaui se enreda en acuerdos confusos

El antiguo jet presidencial de Malawi con los colores de Paramount Group /faceofmalawi

El antiguo jet presidencial de Malawi con los colores de Paramount Group /faceofmalawi


De safari por Liwonde

Malawi aparece cada vez más en revistas de viajes, artículos y listas turísticas aunque al mercado español le cueste mostrar algún interés por el país sudafricano cuyo turismo asciende cada día.

Uno de los motivos principales es la posibilidad de realizar safaris sin aglomeraciones. Tranquilo, sin un goteo de todoterrenos alineados y visitantes sacando las mismas fotografías del mismo elefante. Una de estas joyas, es el Parque Nacional de Liwonde.

Con tan sólo 548km2, se sitúa a tres horas de la capital, Lilongwe, y es una delicia para los ornitólogos y amantes de los pájaros. Más de 400 especies de aves se han clasificado entre los cañaverales y las marismas del río Shire, que inundan gran parte del parque. Además, el lugar es la residencia de más de 2.000 hipopótamos y más de 500 elefantes.

Varias alojamientos otorgan un lugar donde comer y dormir en un ecosistema casi intacto que recupera poco a poco sus especies perdidas en el siglo XIX debido a la caza furtiva. El gobierno trabaja para que Liwonde recupere a los “cinco grandes” y así, acompañar al Parque Nacional de Majete, al sur del país, donde el programa de reinserción de especies ya ha dado sus frutos.

Hoy Viajeros Urbanos publica mi artículo Baobabs e hipopótamos en Malaui donde se puede leer en profundidad sobre uno de los parajes más atractivos del país.

De camping en el Parque Nacional de Liwonde

De camping en el Parque Nacional de Liwonde