Archivo mensual: abril 2015

El jazz criollo de Carmen Souza

Carmen Souza durante su concierto en Lagny Jazz Festival / Foto: carmensouza.com

Carmen Souza durante su concierto en Lagny Jazz Festival / Foto: carmensouza.com

A veces es difícil tener tanta determinación y mantener la sonrisa. Pero la caboverdiana Carmen Souza combina ambas a la perfección. Sencilla, cariñosa y con un estilo musical único y reconocible.

Desde que decidiera dedicarse a la música en 2003, Souza se ha caracterizado por dar a conocer un jazz cantado en criollo que viaja a las entrañas de los sonidos tradicionales de Cabo Verde y se fusionan con influencias contemporáneas. Un sello que puede cambiar en cualquier momento, como explica la propia Souza quien se reta musicalmente cada día.

Ahora lanza un nuevo trabajo, EPISTOLA, el séptimo en su discografía, de la mano de su inseparable amigo y productor Theo Pascal. Este nuevo álbum compuesto por 10 temas es un viaje a composiciones antiguas de Pascal con letras de Souza y donde se ha dejado mucho espacio para la improvisación. Un trabajo que se presentó el pasado sábado en Bremen, Alemania, en el marco del festival Jazzahead y que cuenta con la colaboración del saxofonista Nathaniel Facey y el batería Shaney Forbes.

Y mientras EPISTOLA ya está a la venta, Souza y Pascal siguen con la resaca del disco grabado en directo, Live at Lagny Festival, un recopilatorio donde se consolida la fusión del jazz y Cabo Verde. Y siguen en la carretera, combinando ambas giras con PSK Trioun proyecto musical que junto al batería Elias Kacomanolis viaja a las raíces de la música lusófona.

PSK Trio actúo a finales de marzo en el Centro por la Paz y Reconciliación St. Etherlburga, en Londres y tras el concierto tuve la oportunidad de sentarme a conversar con la caboverdiana Carmen Souza. El resultado es la entrevista que se publica en Wiriko: Carmen Souza: “El jazz es improvisación a tiempo real”

Anuncios

Amina Kheir y el desierto musicalizado

Amina Kheir posa para Wiriko /javidmgz

Amina Kheir posa para Wiriko /©javidmgz

La cantautora sudanesa Amina Kheir se toma la vida con tranquilidad mientras alterna su residencia en Turín con regulares visitas a Sudán y a Londres. Su música marcada por la armonización de los sonidos tradicionales junto con el jazz y el blues es parte de su discurso personal.

Una combinación de sus raíces, de su multiculturalidad, y en forma, una seña de identidad. Una declaración de intenciones que ya gustó a los críticos cuando lanzó su álbum debut View From Somewhere en 2011. Pero en 2014, Kheir presentó un disco más minimalista y que lleva a los oyentes a viajar por el desierto. Alsahraa (Contro Cultura Music/ Sterns Distribution, 2014), conjuga sonidos para tomar el té junto Nilo, para abrazar la caída de la noche cerca de la hoguera e impregnarse de las estrellas. Un camino en camello y un ir y venir de dunas. La ausencia sin que se eche nada de menos. Un modo de vida.

En su último paso por Londres, Kheir recibió a Wiriko para charlar sobre su vida y su música. La entrevista completa en Amira Kheir: “Hay mucho en la escasez del desierto”.


Ídolos perdidos y promesas

En blanco/ (cc) Nesster

En blanco/ (cc) Nesster

“Con 20 años no hay que pensar en el dinero. Con 20 años hay que pensar en la carrera del fútbol”, dijo ayer Pepe Mel sobre el cantearon bético Dani Ceballos.

¿Cuántas promesas hemos visto pasar por los campos de fútbol? ¿Cuántos están enterrados en las videotecas de aquellos que eran los nuevos Lionel? ¿Cuántos nuevos Cristianos?

Emborrachados por la gloria y por las portadas de los diarios deportivos, los juveniles se ciegan. Pero también están los que ya adultos se dejan querer por el equipo grande que tras noches de abrazos los arrojará al precipicio. Estos son los héroes de equipos pequeños que se pierden en los banquillos de los grandes. Llenos de dinero, sin un sólo minuto en el verde. Los habrá quienes sean como Benoît Assou-Ekotto y se tomen el fútbol como un mero trabajo. O los habrá que se arrepientan toda la vida.

Hoy en Neupic, La foto con Cristiano