Archivo mensual: junio 2015

Por la conservación de los océanos

Peces mariposa de Millet / (CC)Greg McFall/ONMS

Peces mariposa de Millet / (CC)Greg McFall/ONMS

El 8 de junio se celebraba el Día Mundial de los Océanos bajo el lema “unos océanos sanos, un planeta sano”. Las Naciones Unidas utiliza una metáfora equiparando las aguas de nuestro planeta con el corazón que nos mantiene vivos. Quizás sea porque los océanos son los responsables de generar el 50% del oxígeno que respiramos.

Pero tras la cursilería del eslogan para señalar otro de esos días en el calendario de la institución internacional existe un hecho claro, sin metáfora. Los océanos están enfermos. Los recursos marinos sobreexplotados y los hábitats amenazados por la contaminación.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en muchas zonas del planeta para abastecer la demanda del sector pesquero se suma también a la lista de unas causas que han provocado el declive de los océanos aunque muchas organizaciones como Comisión Océano Mundial cuentan con alternativas y políticas para salvaguardar nuestros mares. 

En Periodismo de Viajes he publicado un artículo que aborda la situación de los océanos y cómo poner medidas para su conservación y recuperar su valor económico con medidas sostenibles. En el enlace se puede leer No hay vida sin océanos.

Anuncios

Pesqueros chinos amenazan los caladeros del África occidental

Puerto de M'bour (Senegal) / (CC) Sebastián Losada

Puerto de M’bour (Senegal) / (CC) Sebastián Losada

La organización medioambiental Greenpeace ha publicado un informe en el que recoge las actividades ilegales de los pesqueros chinos en las aguas de África occidental. Las practicas realizadas por las embarcaciones constituyen una violación de las leyes tanto de China como de los países africanos involucrados como Senegal, Guinea o Guinea Bissau.

En el informe, El paraíso pesquero de África en la encrucijda se documenta la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada por parte de embarcaciones con bandera china que pone en riesgo los recursos marinos en la costa occidental de África. La expedición de Greenpeace a bordo del MY ESPERANZA comprobó como en un 41% de los casos investigados, los pesqueros faenaban dentro de las zonas económicas exclusivas (ZEE), espacios vitales para la protección de los caladeros nacionales. Con ello, la pesca tradicional se ve debilitada y en consecuencia miles de pescadores artesanales que viven de la captura en estas aguas.

El Ministerio de Agricultura de China ha intentado poner en práctica medidas más efectivas para combatir la pesca ilegal en aguas continentales. Sin embargo son muchos pesqueros chinos los que manipulan sus sistemas automáticos de identificación y mantienen inoperativos los sistemas de seguimiento. Además, y como certificó Greenpeace, la falsificación del tonelaje del barco o arqueo bruto es una rutina en las embarcaciones chinas con el consiguiente quebrantamiento de la ley.

En la pieza Pesqueros chinos amenazan las aguas de África occidental publicada en GuinGuinBali se detallan los datos de este informe de Greenpeace que constata el fraude sistemático en las aguas atlánticas de África.