Archivo mensual: junio 2012

Recuerdo

Hace un año Lisboa me saludaba. Llegaba en tren desde Faro y tras Setúbal el ferrocarril fue engullido por una colina en la que se alza el Cristo Redentor.

Ahí, en las alturas del Tajo gracias al puente 14 de Julio, se puede observar una panorámica perfecta de la capital portuguesa.  Días antes había terminado Lisboa de Pessoa por lo que me disponía a navegar por su ciudad a la que volvía 3 años más tarde de mi primera visita.

Ahora, melancólico, escribo desde el doceavo piso de este bloque de oficinas junto al metro Escuela Militar. En Santiago de Chile llueve y hace frío.

Desde mi nuevo puesto de trabajo observo la cordillera nevada y me asumo en mi tarea diaria que finalizo de manera autómata. Los grandes ventanales me invitan a saltar para caer en Bairro Alto una noche de junio. Con sus bares y sus fados. Con su contrabando y sus mujeres.

Hace un año me perdí por Alfama con el regusto todavía de haber disfrutado una semana en la Toscana. Ahora vuelvo a casa paseando por la orilla sur del sucio río Mapocho.

Anuncios